tribal
Otro punto de inflexión en la decisión de compra: El copy

La pólvora que dispara el scroll. El fuego que alimenta la hoguera de las conversiones. Las señales luminosas de una página de aterrizaje. El peso del clic que cae por su propio peso. El hormigón armado de tu muro de Facebook. La bechamel de una croquetApp. En serio, podría seguir así todo el día.

«En el principio era el verbo, y el verbo era con dios y el verbo era Dios». Palabras de San Juan transcritas en el best seller de ciencia ficción espacial llamado Sagrada Biblia, donde el apóstol predijo la llegada de la experiencia de usuario. Aquellos que creen que el UX se reduce a una suerte de mezcolanza entre dirección de arte digital y arquitectura de la información, resumida en un wireframe y transcrita a código, están obviando su ingrediente principal: el copywriting.

 

La pólvora que dispara el scroll. El fuego que alimenta la hoguera de las conversiones. Las señales luminosas de una página de aterrizaje. El peso del clic que cae por su propio peso. El hormigón armado de tu muro de Facebook. La bechamel de una croquetApp. En serio, podría seguir así todo el día hasta terminar hilando metáforas de cinco sujetos no-correlativos –landings y textos, llamadas a la acción ,pezones y Sr. Chinarro. Mientras tú continúas leyendo con curiosidad y excitación crecientes PINCHA AQUÍ.

¿Ves?

 

No pasa nada. No tienes de qué avergonzaste. Es normal que se te haya ido el dedo. Es mi trabajo y el de muchos otros como yo. Traficantes de palabras y sueños. Mercenarios de los predicados nominales. Redactores invisibles detrás de cada compra compulsiva online.

¿Aquel marzo que no llegaste a final de mes por entrar a mediados en asos.com? ¿Esas Nike futuristas que dejaste fuera del armario para fingir que saldrías a correr? ¿ Una Fender Stratocaster para puntear la gallina turuleta? ¿En serio? A todo AÑADIR AL CARRITO contribuyen la fluidez de las transiciones entre bloques de la home, nitidez de las fotografías de producto y calidez de las tipografías…, pero el factor determinante reside en la magia textual del producto. La poesía del consumo. La lírica del capitalismo.

Mientras no seamos robots y soñemos con ovejas eléctricas seguiremos queriendo encontrar al otro lado de la pantalla un alma amiga. Una marca que se dirija a nosotros con empatía de barra y caña bien tirada. Un producto que se venda a sí mismo con la desesperación suicida y pasional que sólo encuentras un sábado a las 6 de la madrugada cuando encienden las luces del local.

Tribal Spain is a proud official partner of

Aviso de Cookies